10 Cosas

Share it!

En cualquier momento dado de mi vida, incluso mientras escribo este post,  puedo componer una lista de 10 razones de por qué soy una de las personas más desafortunadas del mundo.

Y será completamente verdadera, nada inventado.

Por otro lado, en cualquier momento puedo componer una lista de 10 razones de por qué me considero  una de las personas más afortunadas del mundo.

Y esta lista será verídica también.

!0 things I feel lucky abotu

!0 things I feel lucky about

De hecho, yo creo que cada mañana y a lo largo del día, todos componemos tal lista, que llevamos dentro de nosotros.

 

¿Cómo decidimos cual de las dos listas componer en un momento dado?

Desgraciadamente, la mayoría del tiempo ni nos damos cuenta de que tal lista existe  mucho menos, que somos los responsables de esa.

Por lo tanto, depende de eventos externos (el sol brilla, mi jefe me ha reñido) o cambios químicos en nuestro cuerpo.

 

Una piedra angular en la terapia Gestalt es el proceso de creciente nivel de darse cuenta: darse cuenta de mí misma, mi cuerpo, mis pensamientos, mis emociones y la interacción entre sí.

 

¿Qué pasa cuando hago la lista de 10 razones por qué soy desdichada? Me siento desdichada (qué sorpresa!!):

El mundo va contra mí,

Nadie me quiere,

Me siento sola,

Nunca conseguiré obtener nada,

Nunca conseguiré hacer nada

La lista me desanima, me hace sentir débil, incapaz, no amada.

La lista me hace sentir impotente y sin motivación.

 

¿Cómo puedo sentirme capaz y motivada?

Como terapeuta Gestalt (que intenta vivir lo que predica), escucharé atentamente a mi voz interna: ¿Qué es lo que me cuento sobre mi vida?

Puedo decidir componer una lista de una persona afortunada.

Puedo encontrar consuelo y apoyo de una tal lista porque estará compuesta por:

El apoyo que recibo de los demás,

Su amor,

Mis recursos (internos y Externos): mi salud, mi formación, el dinero guardado, un trabajo satisfactorio.

Mis talentos, mis dones, lo que se me da bien;

Mis virtudes y mis valores;

Mi éxito: las cosas que he logrado (no sólo materiales!)

Barcelona, la ciudad hermosa donde vivo;

Empezar el día con una lista “positiva” es como empezarlo con un vaso grande lleno de zumo de naranja, recién exprimido: una inyección de energía y motivación. Mirando una tal lista puede hacer que TÚ te sientas afortunado, fuerte, capaz – listo para afrontar lo que traiga el día.

Empieza a escucharte: ¿qué lista compones en este momento?

¿Qué lista quieres componer?

Y recuerda: la vitamina C es esencial para tu sistema inmunológico…

Share it!

Leave a Reply

Powered by: itecpro