Lo que aprendí, de quien lo aprendí

Share it!

Mi madre me enseñó que preparar comida rica o mala tarda lo mismo, así que ¿ porque no preparar comida rica? Ella me enseñó que la vida es como un supermercado: puedes coger lo que quieras y meterlo en tu carito, pero al final llegas a la caja y tienes que pagar… y también me enseñó ser más liberal y aceptar a los demás, aunque sean diferentes.

Mi padre me enseñó abrazar y decorar mis cuentos, para que sean más interesantes. Él también me enseñó hacer caso a mi intuición y creer en mi verdad, porque las personas que se supone que me aman más que nadie no siempre lo hacen.

Aprendiendo de la vida

Roy me enseñó qué significa amar a alguien tanto y sentir responsable por él hasta que me duele el corazón. Y que por debajo de la armadura más dura puede esconder un corazón tierno y que un hombre puede reír como un niño y lo maravilloso que es tener en mi vida alguien que sabe exactamente qué infancia tuve y aún puede reír de ella, conmigo.

Mika me enseño qué significa ser querida incondicionalmente y a protegerme de mí misma y que un amor verdadero nunca muere, que es capaz de vencer tiempo y espacio aún cuando no se ve ni se habla. Y que ser valiente significa también luchar por algo hasta cuando tu voz cínica pregunta ¨para qué?¨

Ruti me enseño a soñar, imaginar, fantasear. Teñir mi mundo de todos los colores del arco iris y atreverme a ser un poco cursi… y a ver lo bueno y lo bello en cada persona.

El Lupus me enseño que tengo fortaleza inmensa dentro de  mí, unos recursos internos escondidos cuyos profundidad y cuyos fuerza nunca me imaginé y que en la vida hay que tomarlo todo con perspectiva.

Netta me enseño  Gestalt y por eso – vivir. Ella me enseño cómo ser Yo en mayúscula. Antes de conocerla sabía cómo no ser lo que no soy, pero ella me mostró cómo ser quien soy. Y ella me enseño que es posible vivir los 60 segundos enteros llenando  ¨el minuto implacable¨* y encima pasarlo bien.

Michele me enseño cómo sentirme amada, invencible, todo poderosa y que puedo volar. Después él me enseño que puedo vivir con mis tripas abiertas y que es posible morir y seguir respirando.

Marta me enseño lealtad y compromiso y que dos personas pueden ver una los defectos de la otra y aún así ser buenas amigas y quererse mucho.

Fernanda me enseño de que dentro de una buena amistad se puede discutir, a veces hace falta discutir y sobre todo, que vale la pena luchar por ella. Y nunca olvidar decir ¨te quiero¨.

Rosita me enseño sosiego y poesía y poético.

El Mar me enseño respirar. Y que dentro de mí hay muchos colores, formas y texturas. Que soy capaz de cambiar cada día y aún mantener a mí misma. Que puedo parecer y sentir diferente pero siempre ser Yo.

Mudarme a Barcelona me enseño abrirme a nuevas personas, hacer nuevas amistades y atreverme. Y lo importante (y divertido) que es cumplir viejos sueños.

Mis clientes me enseñaron lo emocionante que es vivir mis sueños y cumplir mi vocación. Me hicieron darme cuenta de lo afortunada que soy por llegar a conocer a tantas personas en su profundidad, reconocer lo maravillosos que son y enseñarles ver en sí mismos la belleza que yo veo en ellos.

Y TÚ, ¿qué has aprendido a lo largo de los años? Y de quién lo has aprendido?

*¨SI¨ – Rudyard Kipling

Share it!

2 Comments

  1. Gianluca says:

    Que bonito Miry! Gracias por lo que escribes

    Un abrazo

    Gianluca

  2. Miry says:

    Grazie mille, Gianluca.
    Espero que siempre tengas el valor de seguir creciendo.
    Un abrazo, Miry

Leave a Reply

Powered by: itecpro