Nuestro Miedo más Profundo

Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados.

Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos inmensurablemente.
Es nuestra luz, no la oscuridad lo que más nos asusta.

Déjate brillar. foto por kendrajoysmith

Nos preguntamos: ¿quién soy yo para ser brillante, precioso, talentoso y fabuloso?
En realidad, ¿quién eres tú para no serlo?
Eres hijo del universo.
Haciéndote pequeño no sirve al mundo.
No hay nada iluminador en encogerte para que otras personas cerca de ti no se sientan inseguras.
Todos deberíamos brillar, al igual que los niños. Nacemos para hacer manifiesto la gloria del universo que está dentro de nosotros.
No solamente algunos de nosotros: Está dentro de todos y cada uno.
Y cuanto más dejamos lucir nuestra propia luz, inconscientemente damos permiso a otras personas para hacer lo mismo.
Al liberarnos de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a los demás.

Marianne Williamson

Cada vez que leo esta pieza preciosa me siento inspirada, exaltada, como si midiera 3 metros. Quiero brillar con todo lo que tengo en mi y quiero ver gente ¨brillante¨ a mi alrededor: gente que no lleva máscaras, que se atreve ser quien son, que se siente bien y quien se siente merecidos por amor y respecto y quien trata a sus semejantes con respeto.

Entonces, porque no veo más gente que brilla a mi alrededor?

Miedo es la primera emoción que tenemos y la más importante, porque nos salva la vida: nos enseña a alejarnos del peligro.

Pero, que pasa cuando nos volvemos hiper-sensibles e identificamos cosas inocentes como peligro? Eso es uno de los motivos porque el ser humano tiene muchos miedos y en el futuro intentaré abarcar este tema de otros ángulos.

Pero quería que mi primer post trate del tipo de miedo que mencioné  arriba. Y eso porque yo creo que superar este miedo nos puede dar una vida maravillosa: porque cuando no tengamos miedo de sentirnos merecidos, podremos ser felices.

Un analista intentaría dar razones de porque tenemos este miedo:

Quizá no queremos sobresalir porque queremos ser como los demás. O quizá sea porque tenemos miedo de la envidia de los demás y de no ser amados. O puede que sea aquella famosa cultura Judea-cristiana, que nos enseño ser modestos y humildes y rechazar cumplidos?

Pero yo no soy una analista y siento tristeza por tanta gente en este mundo que intenta minimizar sus virtudes y cualidades, intenta asimilarse con los demás, ser ¨solo como los demás¨.

Cuando eres un rey. foto por bocavermelha

Ninguno de nosotros es solo como ¨los otros¨- todos somos únicos y especiales. Pero tenemos miedo de ser solitarios, aislados: si soy única, no tengo nada en común con los demás. Claro que eso no es verdad y que tenemos mucho en común con los otros, pero es nuestra singularidad que enriquece nuestras relaciones y al mundo.

Que maravilloso sería si este mundo estaría lleno de personas que anden erguidos y que no tengan que encoger a nadie para sentir bien con ellos mismos.

Personas que tienen autoconfianza y por eso son serenos, amables y generosos.

Yo espero que te de permiso de brillar y estar orgulloso por quien eres, permitiéndote ser especial y dejar al mundo disfrutar de tu singularidad.

Leave a Reply

Powered by: itecpro