Tú. O sea Yo

Share it!

Hace tiempo vi una entrevista por la tele con un famoso futbolista. El periodista le preguntó sobre su nueva novia. Y la respuesta era algo parecido al: ¨sabes, cuando estás completamente enamorado de una persona maravillosa, te sientes tan cerca a ella y ella es tan importante para ti, que tú quieres estar con ella todo el tiempo y te sientes afortunado…¨

Tú o YO? Photo Credit camil tulcan

Hubo un momento en que me confundí: no sabía si el futbolista seguía hablando de sí mismo o ¿quizá se refiera al periodista? Porque no hubo ni una sola vez en que el futbolista hablaba en primera persona sobre sí mismo, mientras hablada de CUAN ENAMORADO estaba.

Qué os parece, que cuando él habla de marcar un gol también lo hace en 2ª persona? Lo dudo mucho.

Y ahora me pregunto si alguno de vosotros lo notó raro al leer aquella descripción. Temo que mucho digáis que no, porque este fenómeno es tan común que ya muchos hablan de sí mismos en 2ª persona. quizá ni te hayas dado cuenta de esto hasta que lo mencionara!

Hay un motivo de porque los denominamos 1ª persona, 2ª persona, 3ª persona.

Atribuimos a los números en relación con quien habla. La 1ª persona es quien está lo más cerca de mí, el hablante. Y ¿Quien está más cerca que mí misma, o sea YO?

La 2ª persona es con quien estoy hablando. Es la persona que está en frente de mí, quien esté presente.

La 3ª persona está ausente, ni está conmigo.

Primero, podemos confundirle a la persona con quien hablamos: a veces, al hablar con alguien que habla en 2ª persona, llega un momento que me pregunto ¿si están hablando de ellos mismos o de mí?

Que significa hablar en 2ª persona?

Quizá neguemos de asumir responsabilidad sobre lo que estamos diciendo. Y si hablamos de nuestras emociones, puede que no asumimos responsabilidad por nuestras emociones. Pero aun más: si hablo de mí misma en 2ª persona, me estoy distanciado de mi misma, como si me hubiera empujado lejos de mí.

Es como si me viera ajena a mí misma, separada de mí misma, de la misma manera que veo a los demás: ellos son ajenos a mí, no son YO. Por eso son la 2ª persona en respecto a mí.

No es de extrañar que la gente suele cambiar a 2ª persona cuando hablan de sus emociones: son las más difíciles de expresar de manera directa y sincera.

Otro problema es que al hablar en 2ª persona, nuestras palabras dejan de ser propios: no sentimos conectados a lo que decimos. ¿De verdad quieres decir cosas que no SIENTES? O ¿no quieres SENTIR lo que dices?

Tener a nuestros sensaciones, emociones y pensamientos alineados a lo largo de una línea imaginaria que les conecta todos, como un hilo que cruza nuestro ser, es lo que significa para mí vivir plenamente, con todo lo que soy. De lo contrario, solo ¨hago los gestos¨, sin que ninguno de ellos sea mío de verdad.

Pero me iré más allá: yo creo que al no hablar en primera persona eso implica de que no nos vemos lo suficientemente importantes como para decir lo que sentimos y pensamos – para expresarnos.

¿Tengo el permiso de decir cosas y de ser escuchado? Si utilizo la 2ª persona, entonces no represento solo a mí misma, incluyo más gente. Quizá entonces NUESTRA voz será digna de ser escuchada, correcto?

No! No puede ser un NUESTRO sin un YO. Y si yo soy YO, tengo que darme una voz. Lo interesante es que no solo que al sentirme como YO, puedo expresarme, sino también al revés: al expresarme me siento más en contacto conmigo misma y me siento importante(no ¨más importante¨)  – igual a cualquier otra persona en este mundo.

Déjame sugerir un ejercicio para ti:

Empieza a escuchar atentamente, al principio al discurso de los demás (generalmente es más fácil notarlo en los demás), para saber si están hablando en 1ª persona o en 2ª persona.

Después, intenta ser aun más consciente y escuchar a ti mismo: ¿Estás hablando en 1 persona o en 2ª persona? Y, si te das cuenta de que estás hablando en 2ª persona, intenta cambiarlo a primera persona y averiguar cómo te hace sentir. ¿Notas alguna diferencia?

Share it!

Leave a Reply

Powered by: itecpro